Diario de un seductor, Soeren Kierkegaard.

Diario de un seductor, Soeren Kierkegaard.

"El dolor no puede esconderse ni siquiera cuando está disfrazado de euforia momentánea."

A veces un pájaro, Shenny Madrigal.

Cien años. Gracias por tus palabras.

Cien años. Gracias por tus palabras.

"Qué deseo de querer explicar ciertas cosas, por ejemplo; por qué es que encontramos a determinadas personas. Por qué es que nos cruzamos y luego nos alejamos, la mayoría de las veces sin saber qué efecto tuvo en nosotros ese encuentro. Me intriga, no obstante sea de la opinión de que todo depende de la casualidad, y que los encuentros, per se, no significan nada, todo dependerá de qué tan hondo los dejamos penetrarnos."

A veces un pájaro, Shenny Madrigal.

"Sin darnos cuenta, de un día al otro la existencia de otro ser nos interesa y cualquier cosa que pueda ocurrirle. Decía mi hermana: “Así es cuando algo cobra sentido en tu vida”."

A veces un pájaro, Shenny Madrigal.

Why can’t you find some peace inside? (…) I keep flying, I keep fighting. 

Hater, koRn.

A veces un pájaro, Shenny Madrigal.

Las conmovedoras páginas que integran este grato volumen de Shenny Madrigal son diversamente admirables. La belleza del lenguaje, donde lo cotidiano y lo fantástico se entretejen, fluye de manera armoniosa sin interponerse entre el autor y el lector.
El tema de la identidad o, mejor dicho, de las posibilidades literarias que el tema ofrece, ha inspirado el poético relato donde el yo narrativo corresponde a un personaje que en algunos casos creemos meramente trivial, pero comprobamos después, a medida que avanzamos en la lectura, que esa supuesta trivialidad no excluye la profundidad de la culpa, como tantas veces ocurre con el comercio real de los hombres.
La literatura es un juego de convicciones tácitas que propone la transgresión en beneficio de la originalidad. Para nuestra escritora la concepción del universo es como un sueño donde los seres y las cosas recurren en un espacio abierto como la brisa o el crepúsculo. (Roberto Alifano).

A veces un pájaro, Shenny Madrigal.

Las conmovedoras páginas que integran este grato volumen de Shenny Madrigal son diversamente admirables. La belleza del lenguaje, donde lo cotidiano y lo fantástico se entretejen, fluye de manera armoniosa sin interponerse entre el autor y el lector.

El tema de la identidad o, mejor dicho, de las posibilidades literarias que el tema ofrece, ha inspirado el poético relato donde el yo narrativo corresponde a un personaje que en algunos casos creemos meramente trivial, pero comprobamos después, a medida que avanzamos en la lectura, que esa supuesta trivialidad no excluye la profundidad de la culpa, como tantas veces ocurre con el comercio real de los hombres.

La literatura es un juego de convicciones tácitas que propone la transgresión en beneficio de la originalidad. Para nuestra escritora la concepción del universo es como un sueño donde los seres y las cosas recurren en un espacio abierto como la brisa o el crepúsculo. (Roberto Alifano).

Decidí pensar primero…

Signos naturales de introspección.

Signos naturales de introspección.